¿No sabes qué responder cuando alguien te elogia en el trabajo? Si la respuesta es afirmativa, debes saber que es más común de lo que creerías. De hecho, para muchos es todo un desafío, porque rechazar el cumplido puede verse como grosero y aceptarlo hacerte sentir vanidoso. Complicado, ¿no?

Ahora bien, saber cómo recibir un elogio en el trabajo te puede dar seguridad, confianza y, encima, contribuir con tus objetivos profesionales. Piénsalo así: la manera en la que respondas al cumplido de alguien quizás determine si ésta vuelve a hacerlo, o no.

En un artículo para Finanzas Personales se explica que esta también puede ser una buena oportunidad para acercarse a los demás. Se trata de ser empáticos y  analizar qué llevó a la otra persona a aproximarse a ti y demostrarte su admiración.

Lo que no hay que hacer

Desafortunadamente muchas veces, por querer llegar a un punto intermedio o zafarse del cumplido, podemos responder de manera algo… torpe. Así, las reacciones más comunes, según los sociolingüistas, son de aceptación, desvío o rechazo.

A continuación, algunas formas en las que perdemos los elogios (y que deberíamos evitar):

 

  1. Se ignoran:
  • ¡Buen trabajo! Escribiste un gran artículo.
  • Ah… voy al súper, ¿quieres algo?

 

  1. Se niegan:
  • Me gustó cómo explicaste el proyecto. Lograste que todo quedara muy claro.
  • ¡Claro que no! Todos tenían cara de no entender nada.

 

  1. Se discuten:
  • Diste en el punto durante la reunión. Gran aporte.
  • No lo creo. Todos llegaron a esa misma discusión, y (…)

 

  1. Se reducen:
  • La presentación quedó muy buena.
  • Con este programa, cualquiera podría haberla hecho.

 

  1. Se cuestionan:
  • Tu presentación fue la mejor de todas.
  • ¿Tu crees? A lo mejor no has visto tantas presentaciones.

 

  1. Se devuelven:
  • ¡Gran discurso!
  • No tanto como el tuyo.

 

  1. Se reafirman:
  • Tuviste el mejor desempeño del año.
  • ¿De verdad lo crees? Yo creo que hubo varias fallas.

 

  1. Se transfieren:
  • El proyecto que dirigiste está bacán. ¡Qué buenos resultados!
  • No hice casi nada, todo lo logró mi equipo.

 

Lo que sí debes hacer

Para ayudarte, Yahisa Díaz Araújo, nuestra directora comercial, grabó una cápsula en la que te da tres consejos infalibles para recibir elogios con más elegancia que la reina Clarisse Renaldi.

¿Todo más claro ahora?

Como ves, sabemos que recibir cumplidos puede ser algo embarazoso pero piensa que cuando alguien te felicita por algo, en realidad considera que, según sus observaciones, mereces algo. Si restas importancia al cumplido, básicamente contradices a la otra persona. Inconscientemente, das a entender que esta no tiene buen gusto, que es poco sincera o simplemente no sabe de lo que habla.

Y tú no quieres hacer sentir así a alguien que solo te quiso felicitar, ¿o si?

Por último, si todo lo demás falla, intenta con una sencilla palabra. Di “gracias” y sonríe honestamente. Al final de cuentas, trabajas duro y probablemente mereces ese reconocimiento.

Descubre más historias como esta en nuestro blog ¡Nuevos tips cada semana!

Recent Posts
amistad laboralGame od Thrones