A propósito del Día Internacional de la Mujer, si hablamos de igualdad de género en entornos laborales las organizaciones marchan con un ritmo constante pero -todavía- demasiado lento.

Así lo afirma la directora de la universidad Barnard College, Sian Beilock, cuando habla de cómo pueden destacarse las mujeres en entornos que, históricamente, se consideran “de hombres”.

Beilock opina que actualmente existen pocas mujeres en disciplinas científicas y tecnológicas, y esto trae como consecuencia que las representantes del género femenino se enfrenten con muchas más situaciones de discriminación e incluso duden de sus habilidades.

“Observé durante años las causas, especialmente para mujeres en campos dominados por hombres. Hay numerosos factores en juego, pero el principal es el sesgo de género que se presenta tanto en forma explícita como sutil”, explica la especialista en un artículo para Harvard Business Review.

Todo esto lleva a que mujeres perfectamente capacitadas se rindan ante prejuicios y expectativas basadas en estereotipos. Beilock considera que a corta edad, las niñas dejan de creer que son inteligentes, mientras que a los niños los crían con la idea de que su género es privilegiado.

A la larga, Beilock señala que este sistema se convierte en un círculo vicioso en donde las mujeres crecen marcadas por estereotipos y no se animan a seguir carreras consideradas para “hombres”. Mientras tanto, las niñas, al no encontrar modelos femeninos a seguir en tales áreas, también se disuaden.

Pero el círculo puede ser roto.

Hay esperanzas

La directora de Barnard College considera que los empleadores y líderes pueden hacer mucho para contribuir con la igualdad de género en los ambientes laborales. El primer paso, sin duda, es ayudar a las mujeres del equipo a superar la ansiedad y la duda de estar en entornos “para hombres”.

De acuerdo con investigaciones, las mujeres pueden convencerse a sí mismas de que están capacitadas para dirigir equipos. Solo deben exponerse a modelos fuertes de liderazgo femenino. La estrategia sería incentivar los programas de mentoría entre ellas y hacerles ver, con ejemplo reales, que también son capaces de ocupar puestos de alta responsabilidad con éxito. 

Y para superar la ansiedad laboral, las mujeres pueden poner en práctica algunos trucos que les han funcionado a generaciones de líderes por años.

Son estos:
  • Comparte con tus colegas las situaciones que te desagradan. Los cambios se pueden construir desde un diálogo efectivo.
  • Confía en tus capacidades. Si has llegado hasta donde estás, es porque lo mereces. No creas que eres una farsante (a eso le llamamos el Síndrome Del Impostor).
  • Respira. El proceso de hacer un cambio en nuestro entorno no es tan rápido como nos gustaría y puede ser abrumante. Por lo mismo, adoptar una postura de analizar qué estrategias funcionan y cuáles no tanto, es esencial para continuar trabajando y no rendirse.
  • Busca generar/integrar grupos de mujeres profesionales en tu industria. El compartir situaciones, buenas prácticas y opciones de mejoras aplicadas por ti y otras permitirá construir el cambio que necesitamos.

Finalmente, para Beilock, quien también es científica cognitiva, “hasta que las mujeres estén representadas de manera equitativa en todos los campos, es natural que experimenten punzadas de ansiedad cuando se establezcan en sus carreras”.

No desfallezcas si notas que sufres de mayor ansiedad que el resto de tus compañeros. Con un poco de apoyo de los empleadores y la puesta en marcha de ciertas estrategias relacionadas con las habilidades blandas, las mujeres pueden prosperar como líderes y enseñarle a las niñas que aún están en casa que ellas también pueden hacer oír sus voces.

Descubre más historias como esta en nuestro blog ¡Nuevos tips cada semana!

 

Recent Posts
Game od ThronesCómo salir de tu zona de confort